El ACEITE DE RICINO se extrae de las semillas de la planta de ricino, también conocida como Ricinuscommunis, una planta originaria de África y la India. Es un triglicérido, compuesto de ácidos grasos esenciales. El 90% de estos ácidos grasos está compuesto por ácido ricinoleico (omega 9). También contiene una enorme cantidad de vitamina E, proteínas, minerales y tiene propiedades antifungicidas, antiinflamatorias y antibacterianas. Ha sido el remedio usado tradicionalmente para combatir todo tipo de problemas relacionados con la piel y el cabello.


Algunos de sus beneficios son:

- Hidratante y antiarrugas natural

- Anti-acné: El ácido ricinoleico del aceite de ricino reduce la inflamación y ayuda a combatir las bacterias que causan el acné. Sin embargo, se debe tener cuidado de no usar demasiado aceite ya que esto podría causar el efecto contrario al deseado: obstruir los poros y crear más problemas para la piel.

- Reduce las estrías y las cicatrices

- Aftersun natural y calmante de picaduras de insectos: Las propiedades anti-inflamatorias y anti-bacterianas del aceite de ricino, lo hacen ideal para el tratamiento de erupciones cutáneas, irritaciones y picaduras de insectos.

- Ayuda a relajar la tensión muscular y contribuye a favorecer la circulación sanguínea.

- Estimula el crecimiento de pestañas, cejas, barba y cabello.

- Contribuye a evitar las puntas abiertas y mejorar el cabello seco o dañado. 

- Hidratante de uñas.


MODOS DE USO:

- Uñas y cutículas: Aplicar un masaje diario con un poco de aceite. Para resultados increíbles realizar el tratamiento durante 90 días.

- Contorno de ojos, cejas y pestañas: Aplicar un poco de aceite en estas zonas, teniendo cuidado de que no entre en los ojos.

- Masajes: Calentar un poco en la hornalla o microondas (potencia media) para un auténtico momento de relax.

- Cabello: Calentar un poco de aceite antes de aplicarlo y dar un masaje en el cuero cabelludo durante unos 5 minutos. Es conveniente repetir este tratamiento a diario y hacerlo antes de irse a dormir, para que actúe durante la noche y a la mañana siguiente retirar el aceite en la ducha.


SOLO PARA USO COSMÉTICO


Contenido Neto: 30 ml

Aceite de ricino virgen 30 ml

$600,00

10% de descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

Ver formas de pago

Cantidad

1

Calculá el costo de envío

El ACEITE DE RICINO se extrae de las semillas de la planta de ricino, también conocida como Ricinuscommunis, una planta originaria de África y la India. Es un triglicérido, compuesto de ácidos grasos esenciales. El 90% de estos ácidos grasos está compuesto por ácido ricinoleico (omega 9). También contiene una enorme cantidad de vitamina E, proteínas, minerales y tiene propiedades antifungicidas, antiinflamatorias y antibacterianas. Ha sido el remedio usado tradicionalmente para combatir todo tipo de problemas relacionados con la piel y el cabello.


Algunos de sus beneficios son:

- Hidratante y antiarrugas natural

- Anti-acné: El ácido ricinoleico del aceite de ricino reduce la inflamación y ayuda a combatir las bacterias que causan el acné. Sin embargo, se debe tener cuidado de no usar demasiado aceite ya que esto podría causar el efecto contrario al deseado: obstruir los poros y crear más problemas para la piel.

- Reduce las estrías y las cicatrices

- Aftersun natural y calmante de picaduras de insectos: Las propiedades anti-inflamatorias y anti-bacterianas del aceite de ricino, lo hacen ideal para el tratamiento de erupciones cutáneas, irritaciones y picaduras de insectos.

- Ayuda a relajar la tensión muscular y contribuye a favorecer la circulación sanguínea.

- Estimula el crecimiento de pestañas, cejas, barba y cabello.

- Contribuye a evitar las puntas abiertas y mejorar el cabello seco o dañado. 

- Hidratante de uñas.


MODOS DE USO:

- Uñas y cutículas: Aplicar un masaje diario con un poco de aceite. Para resultados increíbles realizar el tratamiento durante 90 días.

- Contorno de ojos, cejas y pestañas: Aplicar un poco de aceite en estas zonas, teniendo cuidado de que no entre en los ojos.

- Masajes: Calentar un poco en la hornalla o microondas (potencia media) para un auténtico momento de relax.

- Cabello: Calentar un poco de aceite antes de aplicarlo y dar un masaje en el cuero cabelludo durante unos 5 minutos. Es conveniente repetir este tratamiento a diario y hacerlo antes de irse a dormir, para que actúe durante la noche y a la mañana siguiente retirar el aceite en la ducha.


SOLO PARA USO COSMÉTICO


Contenido Neto: 30 ml

Mi carrito