La pepita de uva contiene muchos beneficios. Uno de los principales es que tiene gran cantidad de vitaminas y antioxidantes, como polifenoles y taninos. Estas sustancias protegen el cuerpo y evitan el envejecimiento y el deterioro prematuro de órganos, tejidos y células. Por lo tanto, ayuda a mantener el cuerpo joven.

Posee una alta cantidad de vitamina E, flavanoides y resveratrol. Esto significa que evita la acción de los radicales libres para el cuidado de la piel. Otro beneficio es que combina ácidos grasos como el omega 6 y el omega 9 por lo que ayuda a la síntesis de colágeno y elastina en la piel, aportando regeneración y longevidad.

El aceite de semilla de uva se utiliza para dar masajes o para el cuidado diario de la piel de la cara y el cuerpo.

Combate las arrugas y favorece al crecimiento capilar, haciendo que las pestañas crezcan más largas y gruesas. Además, su efecto hidratante evita la aparición de estrías en el cuerpo provocadas por embarazos, postpartos o dietas de adelgazamiento. Así que, también es muy eficaz a la hora de reducir cicatrices de pequeñas heridas.

Los resultados también mejoran el acné y la prevención del envejecimiento de las manos. Mantiene su suavidad y un buen aspecto, sobre todo, después de exponerse al frío o al sol.


SOLO PARA USO COSMÉTICO


Contenido Neto: 60 ml

Aceite de pepita de uva 60 ml

$770,00

10% de descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

Ver formas de pago

SIN STOCK

La pepita de uva contiene muchos beneficios. Uno de los principales es que tiene gran cantidad de vitaminas y antioxidantes, como polifenoles y taninos. Estas sustancias protegen el cuerpo y evitan el envejecimiento y el deterioro prematuro de órganos, tejidos y células. Por lo tanto, ayuda a mantener el cuerpo joven.

Posee una alta cantidad de vitamina E, flavanoides y resveratrol. Esto significa que evita la acción de los radicales libres para el cuidado de la piel. Otro beneficio es que combina ácidos grasos como el omega 6 y el omega 9 por lo que ayuda a la síntesis de colágeno y elastina en la piel, aportando regeneración y longevidad.

El aceite de semilla de uva se utiliza para dar masajes o para el cuidado diario de la piel de la cara y el cuerpo.

Combate las arrugas y favorece al crecimiento capilar, haciendo que las pestañas crezcan más largas y gruesas. Además, su efecto hidratante evita la aparición de estrías en el cuerpo provocadas por embarazos, postpartos o dietas de adelgazamiento. Así que, también es muy eficaz a la hora de reducir cicatrices de pequeñas heridas.

Los resultados también mejoran el acné y la prevención del envejecimiento de las manos. Mantiene su suavidad y un buen aspecto, sobre todo, después de exponerse al frío o al sol.


SOLO PARA USO COSMÉTICO


Contenido Neto: 60 ml

Mi carrito